Octaedro. Elemento Aire

El Octaedro es una forma geométrica formada por 8 triángulos equiláteros, asociada al elemento aire y a los números 3, 8 y 6. Está formado por triángulos (3), tiene 8 caras, 6 vértices en los que se unen 4 caras y 12 (3) aristas.

Un octaedro se corresponde con dos pirámides de base cuadrada unidas por la base, un rombo en plano bidimensional, símbolo antiguo de conexión entre el sol y la luna, entre cielo y tierra, reflejo uno del otro.

Desde la Numerología, el 3 representa la Creación, la manifestación, el trascender lo dual; en el Octaedro representa  la fuerza de expresión y comunicación de nuestros pensamientos a través de la palabra, ya que para expresarnos necesitamos del aire que haga vibrar nuestras cuerdas vocales y de éste modo emitir sonido, además, como ya he comentado en un artículo anterior, el número 3 está considerado un número sagrado conectado con lo transpersonal y asociado a la chispa divina de nuestro corazón.

El número 6 está asociado al bienestar, a la armonía, al Amor. Es el número del centro de nuestro Ser, el Corazón, donde se ubica nuestra Esencia, nuestra Llama divina, El elemento aire nos insta a ser conscientes del origen de nuestra expresión, ¿Desde dónde estas expresando un pensamiento, una palabra, una acción? ¿Actúas desde la conexión interior o te limitas a reaccionar a tu entorno?

El número 8 nos habla de infinito, de transformación, de transmutación... El aire, nos permite este movimiento que se materializa a través de nuestra respiración, cogemos aire que nos nutre y ayuda a movilizar todo nuestro organismo, además de permitir la entrada de energía luminosa “prana”, fuerza vital y a través de nosotros, al elevar nuestra vibración, esta energía luminosa retorna de nuevo al Universo, en un constante flujo de dar y recibir, de nutrirse y nutrir, ¿somos realmente conscientes de esta capacidad de transformación que tenemos a través de la respiración? ¿Realmente conectamos con ésa energía vital y lumínica que alimenta no sólo nuestro cuerpo físico sino también nuestro cuerpo de luz?.

Dejándonos sentir un Octaedro, podemos conectar con el poder de transformación que tenemos a través de la respiración, a través de nuestros pensamientos, a través de nuestra expresión.. Contiene las cuatros direcciones: norte, sur, este y oeste y además une cielo y tierra.

El Octaedro nos acompaña y nos ayuda a ser conscientes de nuestros pensamientos, a apaciguar la mente, a deshacer patrones de creencia, convicciones, prejuicios que necesitamos reconocer y transformar.

Es una forma geométrica que nos ayuda a sanar de manera profunda la inseguridad, la indecisión, la crítica, la agitación mental, la supuesta soledad... El aire nos conecta con nuestras visiones profundas e internas, con la dirección que queremos tomar en nuestra vida, haciéndonos entrar en la paz interior que se manifiesta en el silencio independientemente del torbellino que se pueda estar generando a nuestro alrededor... nos hace conectar con nuestra forma de manifestarnos en pensamiento y acción, ¿Desde dónde? ¿Hacia dónde? Nos ayuda a tomar consciencia a través de nuestra respiración..

Con el elemento aire en equilibrio, despertamos nuestra capacidad innata de comunicación, de conexión, de apertura a nuevas formas de pensamiento, de expresión, que al final se traducen en movimiento y acción resonando con nuestra esencia y siendo conscientes del álito de vida que con cada respiración nos renueva y transforma tanto a nivel físico como a niveles más sutiles del Ser donde este elemento también se manifiesta.

Conecta con el Octaedro y permite que te acompañe a las profundidades de tu Ser para reconocer, integrar, transformar y sanar, dirigiendo la atención también a ti mismo, a tu aliento, a tu respiración, a re-conectar de manera consciente con la fuerza de la vida y la energía que se mueve en cada respiración, bendiciendo cada situación por la experiencia y el aprendizaje transmitidos.

Si lo sientes, puedes imaginarte en conexión con Los Seres de Luz asociados al elemento Aire (Silfos, Hadas, Elfos...), el Arcángel Jofiel y/o también, a tu manera, llamar cualquier presencia que te haga sentir seguridad y protección (Arquetipo, Maestro, Animal de Poder, etc..).

Siéntete libre de crear durante la meditación-visualización utilizando tu imaginación.

A continuación te dejo el vídeo donde puedes seguir la meditación-visualización guiada.

Disfruta del viaje y si te gusta, comparte...

Un abrazo de Corazón.

 

Fuentes:

- “La Clave Secreta de los Números”, Faith Javane y Dusty Bunker. Ed. Martinez Roca

- “ Contigo mismo. Gracias a los números y el Árbol de Vida”, Martine Coquatrix. Ed. Lucem

- “Geometría Sagrada”, Jeanne Ruland y Gudrun Ferenz. Ediciones Obelisco

- “La Geometría oculta de la Vida”, Karen L. French. Ediciones Blume

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Beatriz Pintado Monzón .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios LucusHost S.L.U..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.