FlORES DE BACH

Las Flores de Bach son esencias naturales que nos ayudan a trabajar con diferentes estados emocionales y dado que no actúan a través de ningún principio activo, se encuadran dentro de las terapias naturales energéticas o vibracionales. Son una forma de terapia holística que trabaja a diferentes planos del ser favoreciendo el crecimiento personal a través del auto-conocimiento y la auto-conciencia.

Fueron descubiertas por el investigador, médico y homeópata Dr. Edward Bach siguiendo la premisa de tratar al individuo y no al síntoma. Tenía la teoría de que las enfermedades físicas están causadas por un desequilibrio emocional mantenido durante el tiempo, de modo que, si se restaura el equilibrio emocional se podía llegar a la resolución de la enfermedad. Entre 1926 y 1934, desarrolló un sistema sencillo de trabajo con las emociones mediante el uso de 38 remedios naturales.

Son remedios naturales utilizados para el acompañamiento en diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión, estrés, obsesiones….

Aunque no es posible enumerar todas las indicaciones de las flores, sí se puede decir que son de gran ayuda en el acompañamiento de todas las enfermedades y problemas cotidianos ya que no presentan ningún riesgo, ni contra-indicación por lo que pueden ser utilizadas tanto por adultos como por niños y mujeres embarazadas, así como en animales y plantas, donde los efectos son muy rápidos e incluso sorprendentes..

Una sesión tiene una duración aproximada de 1 hora.

El uso de las Flores de Bach no sustituye ninguna terapia que la persona esté realizando y no reemplaza ni pretende reemplazar el trabajo de ningún profesional de la salud. El terapeuta floral realiza un acompañamiento que la persona puede interrumpir en cualquier momento.

Si necesitas más información, escríbeme.