REGRESIONES TERAPÉUTICAS

Cuando hablamos de regresiones terapéuticas, hablamos de realizar un trabajo consciente hacia la búsqueda de respuestas que están en nuestro inconsciente; se trata de tomar contacto con nuestra sombra, dar luz (conciencia) a nuestra oscuridad (inconsciente), traer a nuestra parte consciente lo que está archivado con relación a situaciones vividas, traumas, bloqueos, comportamientos, etc.., para reconocer la causa, el origen y a partir de ahí transformarnos. La meta es reconocer y transformar la causa de nuestros problemas actuales desde la raíz de los mismos.

A lo largo de nuestra vida vivimos y experimentamos multitud de situaciones; aquellas no entendidas, no comprendidas, no expresadas, incluso no vividas, quedan grabadas a diferentes niveles en nuestro sistema emocional, mental y/o físico, provocando bloqueos que afectan a nuestro comportamiento y se pueden manifestar de múltiples maneras: fobias, miedos, manías, molestias, sentimientos desagradables con determinadas personas, ansiedad, agresividad, rechazo, sentimiento de ausencia y/o abandono, enfermedad….

A través de la comprensión, desde nuestro corazón, podemos entender el por qué o para qué de la experiencia vivida y de esta manera integrarla, aceptarla y transformarla; Si me hago consciente de qué me pasa, comprendo cuál es el origen y/o causa (por qué o para qué, qué estoy aprendiendo) y lo acepto, lo expreso, lo vivo…, se puede producir una profunda transformación y liberación. Las situaciones seguirán estando, no desaparecen, ahora yo las afrontaré de diferente manera porque entiendo, comprendo y decido actuar diferente porque lo siento así.

Nuestra Alma es como un niño… le gusta jugar, investigar y aprender, por lo que cuando nos metemos en algo, lo que sea y por duro que sea, siempre hay una lección de amor esperando ser desvelada, comprendida, integrada… para que nos hagamos conscientes de quienes somos en realidad.

Venimos al jardín de infancia perfecto para crecer y evolucionar y aunque no seamos conscientes, todavía, creamos las situaciones perfectas en su imperfección para nuestro aprendizaje como Ser Humano.

Esta forma de acompañamiento es una herramienta de auto-conocimiento y crecimiento personal.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN?

Se comienza con una conversación donde se define y clarifica el tema sobre el que quieres profundizar. Una vez clarificado, te acompaño con un ejercicio de relajación para volver a la imagen del tema definido y de éste modo, “regresas” al momento del “pasado” que quieres clarificar.

En éste punto, da comienzo la sesión en sí; te encuentras en un estado de relajación consciente que te permite percibir todo lo que sucede, a través de imágenes, sensaciones, emociones, etc…

Todo lo que percibes durante el proceso procede de tu inconsciente y está íntimamente relacionado contigo, siempre tiene algo que ver contigo.

En todo momento estás consciente del proceso que se está realizando, de lo que vives y experimentas, y eres totalmente libre para determinar hasta dónde quieres profundizar durante la sesión o incluso interrumpir la sesión si lo sientes necesario.

La sesión termina con una conversación final y tiene una duración aproximada de 1,5 a 2 horas.

Si necesitas más información, escríbeme.